BarcelonaCiudades y pueblosMoianès

Moià, un entorno para viajar en el tiempo

Clica per puntuar
(Vots: 0 Mitjana: 0)

El Moianès, de relieve montañoso, es una comarca situada en la Cataluña Central, en la provincia de Barcelona, que limita con el Pla de Bages, la Plana de Vic, el Vallés Oriental y el Vallés Occidental.

Su capital, Moià, se encuentra en un entorno privilegiado, a más de 700 metros de altitud, rodeada de mesetas, hayedos y robledales que atraen a senderistas y amantes de la naturaleza y la tranquilidad.

Los orígenes del municipio se remontan a la prehistoria, y una prueba de ello son los numerosos dólmenes y cuevas que hay en sus alrededores.

Moià también es tierra de tradiciones, donde el comercio y la gastronomía juegan un papel importante. De hecho, sus productos ecológicos son bien conocidos en toda la comarca.

Qué ver

La riqueza natural y cultural de Moià hace que sea un municipio plagado de joyas históricas. Algunas de ellas se remontan a miles de años atrás, hasta el Paleolítico, mientras que otras son de época más reciente o incluso medieval, especialmente las que se concentran en el núcleo antiguo de la población.

La iglesia de Santa María fue construida entre los siglos XVII y XVIII, este templo de estilo barroco destaca por las dos portadas con columnas y el campanario octogonal de 52 metros de altura.

Moia iglesia
Iglesia de Santa María

Está situada en la Plaza Mayor de la localidad, un espacio porticado donde se celebra el mercado semanal desde el año 1152.

Moià plaza mayor
Plaza Mayor

El Colegio de la Escuela Pía fue la primera casa escolapia de la península Ibérica. Se fundó en el año 1683, pero fue completamente destruido por las tropas carlistas. Más tarde, durante el siglo XIX, se reconstruyó. Contiene un claustro y una iglesia de portada barroca.

Otra casa destacada es la de Rafael Casanova, la casa natal del héroe local que defendió Barcelona durante el asedio de las tropas borbónicas en 1714. El edificio es del siglo XVI y aún conserva algunos elementos góticos y pinturas de la época. Actualmente, es el Centro Cultural de la localidad, ya que además de una exposición sobre la vida de Rafael Casanova, también alberga el Archivo Municipal y el Museo Arqueológico y Paleontológico de Moià.

Encontramos dos otras casas; Can Rocafort y Can Viñas. Ambas casas son buenos ejemplos de edificios modernistas. La primera es la actual sede del Ayuntamiento.

Moià, un entorno para viajar en el tiempo
Edificio del Ayuntamiento de Moià

Al lado del Ayuntamiento se encuentra la Plaza Sant Sebastià, donde se ubica el monumento a Sant Sebastià. Se trata de una especie de templete sostenido por dos grandes columnas cilíndricas adosadas y un pilar rectangular que rodea el pedestal con la imagen de Sant Sebastià del siglo XVII y que fue restituida durante la dictadura, en el año 1954.

Moià, un entorno para viajar en el tiempo
Plaza Sant Sebastià

Bajando por el Ayuntamiento hasta la plaza de Can Rocafort encontrarás Cal Fàbregas, una casa con elementos góticos (s. XIV-XV, XIX-XX) que quedaba dentro del recinto amurallado del siglo XIV.

Moià, un entorno para viajar en el tiempo
Cal Fàbregas

Continuando un poco más abajo, pero por la calle de al lado, la calle del Forn, se llega a la Plaza del Carreró, donde está ubicado Cal Tanay, otro de los edificios que forma parte del Inventario del Patrimonio Cultural de Cataluña.

Moià, un entorno para viajar en el tiempo
Plaça Carreró

Se trata de un casal de piedra tallada y planta rectangular de dos pisos (la vivienda y las buhardillas) más planta baja (las antiguas caballerizas). Destacan los dos ventanales del primer piso y los dos grandes portales con arcos apuntados de la entrada.

Moià, un entorno para viajar en el tiempo
Cal Tanay

Finalmente, encontramos una casa de estilo renacentista (s. XVII-XVIII), el Auditorio Sant Josep, este también se utiliza como sala de conferencias.

El Parque Municipal Francesc Viñas es un amplio espacio verde y frondoso ubicado al oeste del núcleo de población. Muchos de los árboles que lo habitan son centenarios y crean un ambiente fresco y acogedor que muchos moianeses aprovechan para pasar el calor del verano.

Moià, un entorno para viajar en el tiempo
Parque Municipal Francesc Viñas

A las afueras de Moià encontramos otras edificaciones y zonas de interés.

Las Cuevas de Toll, estas cuevas prehistóricas son el principal atractivo turístico de Moià. Debido a la gran cantidad de vestigios animales y de restos que confirman la presencia humana en la zona, son consideradas como uno de los conjuntos prehistóricos más importantes del cuaternario. Tienen casi 1150 metros de profundidad y están formadas por diversas galerías con un total de dos kilómetros de recorrido, aunque solo son visitables 158 metros.

Otra prueba de la presencia humana en Moià durante el final del periodo neolítico es la gran cantidad de dólmenes que se encuentran repartidos por todo el Moianès. Hay de veinte tipos diferentes, pero destaca el de Puig-rodó, situado en la cima más alta de Moià.

El Casal de Castellnou de la Plana es una masía considerada como uno de los mejores ejemplos de construcción gótica de la comarca. Se edificó entre los siglos XIII y XIV y llegó a tener condición de castillo, sustituyendo al de Clarà. Está dividido en tres dependencias: el antiguo molino, del que se conserva la balsa y el obrador; la agrícola y la destinada a la vivienda.

El Castillo de Clarà es el primer castillo de Moià con fecha del siglo X, actualmente solo queda una parte de la torre del homenaje y los restos de algunas dependencias. Está situado en lo alto de una colina y a su lado se encuentra la capilla de Sant Andreu, que fue reconstruida en el siglo XIX.

Finalmente, encontramos dos espacios para disfrutar de la zona. El Parque del Molí Nou es un espacio natural que se ha convertido en un lugar ideal para pasar un día en el campo o dar un paseo por el bosque. Dispone de mesas de picnic, fuentes y al lado hay, incluso, un pequeño pantano.

El Mirador de la Cruz está situado sobre una meseta, ofrece una vista panorámica del Moianès, el Montseny, Montserrat y Sant Llorenç del Munt.

Moia Mirador de la Cruz
Mirador de la Cruz

Junto al mirador se puede visitar el Jardín Botánico de Cal Riera y sus 264 clases de plantas medicinales.

Botánico Cal Riera Moià
Jardín Botánico de Cal Riera

Qué hacer

El entorno natural de Moià está protegido por el Plan de Espacios de Interés Natural de la Generalitat (PEIN). Además de la fauna y la vegetación, está formado por decenas de rutas que recorren la comarca y sus pueblos. Estos itinerarios se pueden recorrer a pie, a caballo o en bicicleta y son ideales para visitar los dólmenes, las construcciones de piedra seca, algunas masías y otros lugares con encanto, como la riera del Perer.

Otra alternativa es descubrir Moià y su entorno desde el aire. Algunas empresas ofrecen vuelos en ultraligero y en globo.

Por otro lado, los amantes de la escalada, y los que se inician en este deporte, seguro disfrutarán en las Roques Talladas de Montbrú.

Muy cerca también se encuentra el Club de Golf Montbrú-Moià, el primero que se construyó en el Bages (comarca a la que antes pertenecía Moià).

Gastronomía

La cocina de Moià destaca por la utilización de ingredientes ecológicos y de proximidad de gran calidad. De hecho, la marca ‘El Moianès tiene sabor’ promueve los productos de la comarca y la ha convertido en un reclamo para el turismo gastronómico.

Moià, un entorno para viajar en el tiempo
Pato relleno – Restaurante Les Voltes

La gente del Moianès son tradicionalmente charcuteros, queseros, pasteleros, chocolateros y panaderos. Además, en los últimos tiempos, se han especializado en todo tipo de productos derivados de la soja.

Uno de los productos típicos del Moianès es la col de invierno. Con ella, y con patatas, se elabora el “baietó”, un plato popular similar al trinxat.

Puedes encontrar todos los restaurantes de Moià en Guiacat.

Dónde dormir

La oferta de alojamiento en Moià no se centra en hoteles y hostales, sino en casas rurales situadas tanto dentro de la población como en las afueras. La mayoría son masías con 400 o 500 años de antigüedad que han sido reformadas y que cuentan con todas las comodidades para disfrutar de una estancia tranquila y relajada, así como de unas bonitas vistas panorámicas.

Puedes encontrar todos los alojamientos rurales del Moianès en Guiacat.

Fiestas

Moià es una población rica en tradiciones populares, como se puede ver en sus fiestas. Un ejemplo son el Baile de los Garrofins y el Baile de Gitanas, dos bailes tradicionales que tienen lugar durante la Fiesta Mayor de Invierno; o la Fiesta Barroca, donde cada 11 de septiembre, además de celebrar la Diada, las calles de Moià se convierten en un teatro al aire libre con obras interpretadas por los mismos habitantes de la población.

Durante la Semana Santa, salen los Armats, soldados romanos que llenan la plaza Mayor con sus pasos coordinados.

También atraen muchos visitantes a Moià la Encuentro de Encajeras, el Festival de Música Francesc Viñas y las 24 horas de Resistencia con moto.

Mejor momento para visitar el pueblo

Los bosques que rodean Moià despliegan un abanico de colores durante el otoño y es muy bonito pasear por los alrededores. También son buena época para visitar el pueblo y disfrutar de la frondosidad de los bosques la primavera y el verano, mientras que los inviernos suelen ser bastante rigurosos.

Qué ver cerca

El viaje a Moià se puede complementar visitando otros lugares de los alrededores, algunos de los cuales se encuentran a pocos minutos de distancia.

Uno de los más famosos es el Monasterio de Sant Miquel del Fai. Este se construyó sobre un acantilado y lo acompaña un espectacular salto de agua. La carretera para llegar recorre la montaña, por un lado, mientras que por el otro las vistas son impresionantes.

En el término municipal de Castellcir se encuentra el Salto de la Tosca, un salto de agua situado en medio de un bonito paraje natural. En un lado de la riera se puede visitar el antiguo Molino de Brotons.

En el pueblo de Gallifa hay las restos del castillo de Gallifa, documentado desde el año 999. Aún se conservan parte de las murallas, la capilla románica y los restos de una torre circular. Dentro del recinto amurallado se puede ver la ermita de Santa Maria del Castell, en muy buen estado de conservación.

A menos de media hora en coche desde Moià, se pueden visitar dos poblaciones: una dentro de la comarca del Moianès, Granera. Es el pueblo más pequeño de la comarca y destaca por su patrimonio histórico, con un castillo medieval, y la naturaleza que lo rodea.

Granera
Granera

Y la otra Manresa. En la ciudad del Bages destacan la iglesia gótica de Santa Maria de la Seu, el Puente Viejo medieval; el Ayuntamiento, de arquitectura barroca o el edificio del Casino, de estilo modernista.

Imprescindibles

  • Descubrir los secretos de las Cuevas del Toll.
  • Recorrer el núcleo antiguo.
  • Probar los embutidos y los quesos.
  • Conocer la figura de Rafael Casanova.

Cómo llegar

La empresa Sagalés dispone de autobuses con destino Moià que salen de diversas ciudades de la provincia de Barcelona.

Si se viaja en coche, las carreteras para llegar son la C-17, desde Barcelona; la C-25 y la N-141c para los viajeros de Lleida, Girona y la Cataluña Central; o la AP-7 y la C-55 para los viajeros de las comarcas tarraconenses.

Mapa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba