Baix CampCiudades y pueblosTarragona

La Febró

En medio de las montañas de Prades, en la comarca del Baix Camp, se encuentra La Febró, un pequeño pueblo de unos cuarenta habitantes, rodeado de exuberante vegetación y montañas escarpadas.

El término municipal está plagado de cuevas y fuentes que surgen a lo largo de los muchos caminos que recorren la zona, convirtiéndolo en un lugar ideal para practicar actividades al aire libre. De hecho, el pueblo es conocido por dos de sus maravillas naturales: los avencs y los gorgs.

Los avencs de La Febró han sido creados por la erosión del agua, que ha formado una rendija abierta en la pared de roca de más de 250 metros de largo. El paraje es frecuentado por excursionistas y amantes de la espeleología que se animan a descubrir las cuevas escondidas en su interior.

Los gorgs, en cambio, son un conjunto de cascadas y piscinas naturales de aguas cristalinas creadas por un afluente del río Siurana. Se trata de rincones de gran belleza natural a los que llegan muchos turistas en verano para bañarse y refrescarse.

El principal y mayor, es El Gorg de La Febró, con un impresionante salto de agua que desciende entre las paredes de roca. A pocos metros se encuentra el Gorguet, rodeado de vegetación y, siguiendo el camino, a pocos minutos se llega a la Gorguina.

En La Febró también podemos encontrar buenos ejemplos de arquitectura rural, como los numerosos masos que están esparcidos por toda la zona. Los más conocidos son el Mas d’en Porrera, el Mas de la Berda y el Mas dels Frares. Éste último, que ya aparece en los registros del siglo XVI, perteneció a la Granja de Escaladei.

Por otra parte, dentro del casco urbano se puede visitar la iglesia de San Esteban de La Febró (s. XVI), que forma parte del inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

La Febró limita con otros municipios de gran interés turístico como Arbolí, Prades, Capafonts y Cornudella de Montsant.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba