Uncategorized @ca

Tordera

El municipio más grande de la comarca del Maresme está situado a medio camino entre el mar y la montaña, muy cerca de ciudades tan importantes como Barcelona (a una hora) y Girona (a 40 minutos).

Aunque en diez minutos se llega a la costa, el entorno natural de Tordera mantiene la población alejada del turismo de masas. Por un lado, encontramos en el Parque Natural del Carrilet y Corredor, y por otro, una zona de humedales alejada del mar y formada por la desembocadura del Tordera, el río que atraviesa el municipio.

Habitada por los íberos y luego por los romanos, en la población todavía se pueden contemplar los restos de un acueducto, el de San Pedro de Río, también conocido como Puente del Diablo.

Ya de época medieval, Tordera contiene varios edificios de estilo románico. El más relevante es la iglesia de San Esteban, construida en el siglo XI. En la parte superior se observa un cambio de estilo, el gótico, que se añadió quinientos años después. A partir de ahí, el templo sufrió muchas más reformas. Por eso sólo la fachada lateral y el campanario son románicos.

Otros ejemplos de la misma época, pero fuera del núcleo urbano, son la ermita de Sant Vicenç y la Canónica de Santa Maria de Roca-Rossa, un monasterio edificado en la montaña, en medio de un bosque, que durante mucho tiempo se mantuvo aislado de la civilización y que ya no se encuentra en buen estado de conservación.

Los habitantes de Tordera visitan con frecuencia el parque Prudencio Bertrana, un gran espacio verde para desconectar paseando, disfrutar de un picnic o practicar deporte. También es el lugar donde habitualmente se celebran ferias y actividades culturales.

En el entorno natural de Tordera existe la posibilidad de realizar varias rutas de senderismo y de BTT, descubriendo pequeñas ermitas, los restos de dólmenes y de un poblado íbero o relajarse con el tranquilo paisaje de ribera que ofrece el río.

En Hortsavinyà, un pueblo que pertenece a Tordera, se puede visitar la iglesia barroca de Sant Llop y el bonito paraje que lo rodea, que incluye las encinas gigantes de Can Subirà.

Tordera es famosa por uno de los productos con DOP (Denominación de Origen Protegido) que se produce el Maresme: la judía del ganchillo, muy presente en la gastronomía de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba