Ciudades y pueblosDestacadoGironaRipollès

Ribes de Freser

Clica per puntuar
(Vots: 1 Mitjana: 5)

En el Pirineo oriental, rodeada de naturaleza, de la frescura de sus ríos y de sus calles medievales, encontrarás Ribes de Freser. Una pequeña villa a conocer en este rincón del Pirineo catalán.

Ribes de Freser es un municipio de la provincia de El Ripollès que tiene como atractivo principal su ubicación en un entorno natural excepcional. Gracias a su gran oferta turística, Ribes de Freser se conoce como un destino ideal para realizar turismo rural con familia, amigos o pareja.

Además, para muchos, es un lugar de paso para visitar la Vall de Núria, las cuales se conectan mediante el tran cremallera. Hoy os invitamos a conocer en profundidad todas las maravillas que esconde y disfrutar de unos días en Ribes de Freser.

Qué ver en Ribes de Freser

Adentrándote por las calles del pueblo te encontrarás el Paseo Àngel Guimerà. Un paseo céntrico e incluido en el Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

Ribes de Freser

Recorriendo este paso podrás disfrutar del río pirenaico Freser, siendo uno de los primeros ríos explotados en la industrialización de Cataluña.  También por el paseo, y algunas de sus calles cercanas, podrás descubrir varias fuentes naturales, un total de 18 en toda la villa que componen una ruta para no perderte ninguna.

Ribes de Freser

Para el final del paseo llegarás a la Estación de Ribes-Vila, actualmente el museo del tren cremallera.  Este espacio ofrece conocer la historia del cremallera de Vall de Núria, donde se exhiben varias máquinas y vagones antiguos que ayudan a explicar la historia de este tren. Es un espacio abierto gratuitamente a todos los públicos con un horario muy práctico.

Una calle arriba, encontrarás uno de los otros iconos del municipio: el Castillo de Sant Pere. Documentado por primera vez en el año 1140 y, hoy en día, clasificado como un bien cultural de interés nacional. Ahora bien, actualmente sólo se encuentran restos de sus muros.

Ribes de Freser

Al otro lado del río, más abajo, no os podéis perder el Cine Cataluña, edificio histórico de 1900. Durante los años este local está yendo pasando por diversos oficios, de teatro a sala de conciertos, bailes y, finalmente, de cine de género documental y medioambiental. En la actualidad, se denomina Amics del Cinema de la Vall de Ribes y se organizan una gran variedad de actividades, entre ellas un festival de cine «Festival Gollut».

Ribes de Freser

Finalmente, casi de nuevo al inicio del pueblo, junto al ayuntamiento, está uno de los monumentos imprescindibles a visitar: la Iglesia Parroquial de Santa María de Ribes. Una iglesia primitiva románica construida en el año 1035 y reconstruida más adelante.

Ribes de Freser

Asimismo, un poco más arriba siguiendo un caminito encontrarás la acogedora Ermita de San Cristóbal. Esta pequeña explanada con bancos te permitirá contemplar el pueblo rodeado de las montañas.

 

Ribes de Freser

Uno de los otros factores turísticos son todas las montañas que se ubican en la Vall de Ribes. Cada una de ellas ofrece unas vistas panorámicas impresionantes. Además, el Club Pirenaico L’Esquella ha ofrecido una propuesta de subir a las 12 cimas emblemáticas, y en sus pasos encontrarás puntos donde poder hacerte una fotografía y compartirla como participante de la aventura.

Ribes de Freser

Sin embargo, desde ellas encontrarás dos miradores con unas magníficas vistas hacia el pueblo: el mirador de Sant Antoni y el mirador de Ribes de Freser.

Ribes de Freser

Si no quieres perderte ningún detalle de este municipio, durante la temporada de verano se organizan visitas guiadas culturales a mano de Rius Amatores sobre la leyenda y patrimonio cultural de Ribes de Freser.  No obstante, fuera de temporada se pueden hacer visitas a demanda.

Qué hacer en Ribes de Freser

La magnífica ubicación de esta población ofrece un gran abanico de opciones para disfrutar de este paisaje montañoso y poder recorrer cada rincón del territorio.

Las actividades más activas son la BTT, el senderismo y running por las meras rutas que hay alrededor de la localidad. De lo contrario, en invierno se añaden el esquí y el snowboard en las pistas de Vall de Núria y el Nordic Walking por la zona próxima.

También podrás encontrar más actividades como bajar por la tirolina más larga de Cataluña, de 270 m de longitud; recorrer rincones con bici, jugar a paintball o realizar la única Via Ferrada de la zona, de un par de horas con dificultad baja.

En cambio, otra manera de disfrutar este extraordinario espacio natural es hacer yoga y respirar el aire puro que te rodea.

Gastronomía

Para enriquecer el paladar con la mejor comida de proximidad, encontrarás la carne de caza, la canmillana, la trumfa, la sopa de pastores como algunas de las protagonistas y especialidades de la zona.  Sin embargo, sus embutidos, mieles, coces, dulces y quesos son únicos y buenísimos. ¡No puedes irte sin comprar alguno de ellos!

Ribes de Freser

Dónde comer

Si quieres disfrutar de una buena experiencia gastronomía, encontrarás una gran variedad de restaurantes para catar su gastronomía. Entre ellos el Hotel Restaurant Els Caçadors, que ofrece una cocina tradicional catalana con, preferiblemente, productos autóctonos de calidad. También el Restaurant Anna de Ventolà con una cocina casera con productos de mercado.

Puedes encontrar más restaurants de Ribes de Freser en Guiacat.

Dónde dormir

Con una gran variedad de alojamientos: hoteles, refugios, hostales, campings y apartamentos; podrás elegir cómo seguir esta aventura. Si dentro de la ciudad, disfrutando de la proximidad y los paseos matutinas por los comercios locales; o por sus alrededores, desconectando del entorno en medio de la naturaleza.

Puedes encontrar los alojamientos rurales de Ribes de Freser en Solivella.

Festivos y ferias del territorio

Cada territorio, municipio y villa tiene sus propias ferias y fiestas populares. Os dejamos una recopilación de ellos para que podáis disfrutar y complementar vuestra estancia.

Inicialmente, a finales de semana santa, celebran la Feria Quesera en la Vall de Ribes, una muestra artesana, catas de queso típicos del valle y actividades para los más pequeños. Es un momento único para poder degustar y conocer de primera cata la gastronomía del valle.

Más adelante, entre la primera o segunda semana de agosto, llega la Fiesta Mayor de Ribes de Freser donde durante seis días se organizan una gran variedad de actividades de todo tipo. Entre ellas talleres de danza tradicional, pasacalles de gigantes y una gran variedad de grupos musicales.

El primer fin de semana de septiembre se celebra el Concurso Internacional de Perros de Paro.  Consiste en que los perros de asado, perros de pastores, deben guiar el rebaño de ovejas a una valla. Además, se ha incorporado actividades, como actividades, degustaciones y una feria artesanal el último día del concurso.

A inicios de octubre se celebra la Feria del Ganado, donde se organizan diversas actividades y los jueces eligen una vaca ganadora. Sin embargo, conjuntamente, se celebra la Feria de la vaca parda de los Pirineos. Esta feria consiste en reunir ganaderías del Ripollès, y de otras comarcas vecinas, para exponer y vender su ganado. Es la feria de ganado de aptitud cárnica más importante de Cataluña. Además, también se organizan muestras artesanales y actividades de dinamización para que todo el mundo pueda disfrutarlo.

En el mismo mes, se celebra el Festival Gollut. Un evento que reúne varias películas, documentales y fotografías que denuncian hechos, aspectos e injusticias que afectan a la sociedad.

Mejor momento para conocer la villa

Esta villa consta de varios momentos al año especiales y únicos, así que sería complicado elegir sólo una época para visitarla. Sin embargo, independientemente de los festivos, una buena época para conocerla es durante la primavera. Poder beneficiarte de las vitaminas del sol, del aire y la poca afluencia de personas te permitirá descubrir de esta localidad como nunca antes.

Imprescindibles

Después de conocer un poco más sobre esta población, te dejamos un listado de las cosas imprescindibles a hacer:

  1. Subir a la tirolina más larga de Cataluña
  2. Visitar el Festival Gollut
  3. Tastar sus quesos
  4. Utilizar el tren cremallera hacia la Vall de Núria.
  5. Subir al mirador

Cómo llegar

Para acceder en coche tendrás que dirigirte a buscar el atajo de la N-260, dirección Ribes de Freser, que pasa por el medio de la villa.

En autobús encontrarás la estación más próxima a Ripoll, a 12,09 km, que consta de conexiones directas desde Barcelona (2.30 h), Girona (2h) y Olot (1 h). De ahí tienes otro autobús, L1286, que en pocas paradas llegas.

En cambio, en tren encontrarás una estación, situada al sur de Ribes de Freser, que se llega mediante la línea R3, trayecto Barcelona-Ripoll-Puigcerdà, que funciona cada día.

También, si llegas en avión, los aeropuertos más cercanos son el aeropuerto de Girona (1-2 h), aeropuerto de Barcelona (1-3 h) o el aeropuerto de Perpiñán (2-5 h) a Francia.

COMO LLEGAR

Mapa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba